Sunday, August 26, 2007

IGUALES

¿Recuerdas cuando te dije que eramos muy diferentes? Estaba equivocado. Después de tu partida, sentía que nada era lo mismo. Vivía a secas. Suplicaba por tu presencia. Y decidí olvidarte por las buenas. Caminando, encontré nuevos cuerpos. Nuevas sensaciones, probé otros besos, otros labios, otras lenguas. Viví lo mismo que viví contigo, solamente que a espacios cortos, y yendo de prisa. El arte del amor, ya no era arte. Era un oficio. Un oficio con maestría. Así que poco a poco, me fui dando cuenta que contigo o sin tí, todo era lo mismo. Las circunstancias no cambian, nosotros cambiamos. Las cosas no tienen valor, las cosas las valoramos. Las personas no son humanos, nosotros las humanizamos. Y así, saqué conclusiones, después de cada acostón. Miraba al cuerpo desnudo a mi lado, suspiraba. Respiraba una vez más, y me daba cuenta que todo, no era en realidad importante. Y que tú y yo, hicimos bien en separarnos, porque si bien al principio, sufrí por tu partida; hoy pude disfrutar lo que era estar solo. Lo que era estar solo y a la vez con todos, porque no me siento atado a nadie, y puedo sentir de mil maneras, en mil contrastes, y sombras y luces por doquier. Comprendí por qué eras tan liberal y tan común, y a veces corriente. Porque ya no habían reglas, ni etiquetas, ni palabras necesarias. Si se quiere, se quiere... y si no, ya ni importa. Todos los caminantes que encontré, tenían mis razones. Y yo tenía sus pensamientos. Compartíamos la misma necesidad por lo material, el mismo gusto endiosado por el sexo, el mismo juicio de valor ante el tema del amor, y por supuesto, compartíamos el hambre por ser el centro de atención. Si bien me encuentro algo desgastado después de tanto traqueteo, hoy más que nunca, soy un animal nocturno. Una fiera sin sentido, un cuerpo que se mueve a la inercia del tiempo. Pero lo más importante de esto, es que después de todo, te guste o no... tú y yo: SOMOS IGUALES.

5 comments:

Alu Pineda said...

Otra cosa que amo es tomar más de litro y medio de agua, el latte de vainilla a las 6 am de la mañana (de esos de las maquinitas de NESCAFE), comer los viernes mucho sushi, y caminar los domingos a tarde-noche en el parque que está cerca de mi casa, y en el que me puedo deleitar una nieve de yogur natural, porque por ahí está un SULTANA (helados regios, ya ven que vivo en Mty.)... Y pues... tmb. me gustaría que alguien me acompañara en estas cosas... ya llevo varios meses contemplando la cuchara sola, hace falta comer mientras escucho el chismorreo de una buena compañía, mínimo... quitarle algo del plato al acompañante (jajaj cómo me fascina hacer eso, aunque se enojen)

BESOS A TODOS MIS LECTORES!! Y ABRAZOS TAMBIÉN!!!

Alu

el sobaco de mi hermana said...

yendo es con "y". lo siento.

sabes, yo también acabo de escribir algo sobre la soledad, estaria de poca madre que checaras mi blog.
israel.
pd. si es que lo lees, que te parece el poema "autoinmolación"

Alu Pineda said...

HOY ES UN DÍA QUE QUIERO MORIR.

ahhhhh!

Alu Pineda said...

Isra...

Hace cuanto que no coincidimos? O hace cuanto que somos iguales...

Federico said...

Alma:
Había escrito, pero no. Luego quise saber de ti, pero no. Luego terminó agosto, pero no. No, espera, fue lo único que sí terminó, mañana damos el grito.
Un beso y un abrazo: ánimo