Thursday, January 04, 2007



Me preguntaba por qué no te había escrito nunca nada, o por qué dejé pasar tanto tiempo para hacerlo de nuevo.
¿Recuerdas cuando éramos tan jóvenes? Lo somos pero antes lo éramos más. Yo usaba el cabello bien cortito cuando me conociste, y tú tenías puesto un traje militar.
Sé que pensaste de mí lo peor. Pues no quise aceptar ninguna de tus invitaciones.
Han pasado tantos años ya, que a veces me cuesta trabajo recordar con certeza aquéllas pláticas densas que tuvimos. De qué pudimos haber hablado siendo unos adolescentes.
Hablábamos de muchas tonterías, eso lo sé. Pero también hablábamos de nuestras ambiciones, de lo que soñábamos, de lo que nos gustaba hacer.
Han pasado ya varios, varios años. Hemos cambiado nuestros gustos, nuestros pensamientos, nuestros modos, nuestras manías. Ya no te comes las uñas, ya no he comitido la locura de cortarme el cabello tan chiquito. Ya no eres tan tímido, y me miras a los ojos. Ya no soy tan extrovertida y suelo andar muy sola. Los años te han hecho más ágil, más vivo. Los años a mí me han devuelto mucho hastío.
Aún así, somos felices, lo hemos sido. Y curiosamente hemos avanzado en muchas cosas. He aguantado tus necesades, tu has aguantado mis perfeccionismos.
Me has visto pasar en ropa interior tantas veces por tu sala, y tú has echado a perder el desayuno con tus inventos y experimentos de cocinero sin sazón.
En mis noches enfermas, me has cargado hasta el baño para vomitar. Incluso muchas veces he embarrado tu saco de lágrimas y mocos cuando tengo gripa. Eso a ti no te ha importado, todo lo que ha tenido que ver con mi nombre es valioso y único para ti.
Eres fiel, te encuentro hasta en los momentos más inoportunos. Me encuentras en tus momentas más agonizantes.
A veces me pregunto qué hemos sido: ¿Amigos, novios, más que amigos, menos que novios?
En que punto de nuestro encuentro se ha dado toda esta relación. Somos totalmente diferentes, y aún así has aprendido mucho de mí, yo he evolucionado contigo.
Nunca hablo mucho de ti, pero definitivamente ya han pasado muchos años. Yo creo que el tiempo ha sido testigo de una amistad sincera. De un amor sin límites, sin fronteras.
Yo no te amo, ¿tú me amas? Yo sé que sí, lo veo en tus ojos. Pero me es tan difícil dejar de relacionar todo a tu nombre, que ahora entiendo cuando dices que no puedes extrañarme, porque ahí, hasta en la taza de café, me miras y contemplas mi sonrisa.


15 comments:

yoymimismo said...

bendecida seas en el amor vibrante y arrollador que habita en tí...bendecida en la luz de tu esperanza y en la paz de tu estar...

beso,

Isaac

yoymimismo said...

miles de besos a la princesa mexicana...

Isaac

Anonymous said...

HOLA DE NUEVO,SEGURO YA NO TE ACUERDAS DE MI. SOY AQUEL CUERVO CUYO MALDICION, DIRIA SIGUE VIGENTE, LA DE SONREIR MIENTRES EL DOLOR CARCOME.
BIEN ALMA E ESTADO PENSANDO Y SABES ME DIERON GANAS DE ESCRIBIR, UN LIBRO (RARO NO)EL HECHO ES QUE DESEO PEDIRTE UN FAVOR LA UNICA CONDICION PARA QUE MI CORAZON SE EXPRESE, ES QUE HAYA ALGUIEN QUE LEA, Y EL FAVOR QUE QUIERO PEDIRTE ES QUE ME GUSTARIA QUE PUBLICARAS (CAPITULO TRAS CAPITULO) EN TU BLOG MI LIBRO, PUES MI BLOG NO ESTAN POPULAR... ESPERO TU RESPUESTA
EDWIN (R.N)

Anonymous said...

OTRA COSA "TU SILENCIO ENSORDECE"
R N

yoymimismo said...

Gracias por tu sugerencia de nombre para la pintura y para mejorar mis pobres letras...Ambas las tendré en cuenta...

Besos,

Isaac

Alu Pineda said...
This comment has been removed by a blog administrator.
Alu Pineda said...

Isaac:

--> Me la voy a creer con eso de que mi amor es vibrante y arrollador. Si así lo percibes, entonces sí que soy bendecida.
--> Gracias por los besos, yo tmb. te mando muchos muchos.
--> Mi sugerencia de nombre, no tienes que agradecerla, me surgió espontáneamente. Tu pintura me lo susurró.
--> Por supuesto que tus letras no son pobres, ninguna palabra lo es. Podrán ser repetitivas, pero no pobres. Además muchos caemos en eso, más cuando el blog tiene mucho tiempo vigente, aún más cuando el tema de nuestra vida se centra en una definición ya bien cimentada. Y eso es lo que reflejamos. No tiene nada de malo eso, lo que pasa es que hay que ser más creativos.

Gracias por tus visitas, te mando un sincero y caluroso abrazo.

Ciao!

Alu Pineda said...

RAVEN NIGHT: Al primer usario anónimo.-

Te doy un consejo que yo misma hice... visita todos los blogs que puedas y que te gusten, deja comentarios, hazte de amistades blogueras, y ya. El blog es como un producto que "vendemos gratis". Hay que ganarnos al "cliente", y poner esfuerzo en ello. De otra manera es difícil que te ganes la simpatía de ellos.

Hazlo, vas a ver que con sinceridad, y talento te van a leer mucho.

Suerte!

=)

Alu Pineda said...

A Raven Night de nuevo:

Mi silencio ensordece.. me gustó esa frase.

Y sí a veces ensordece, pero qué tal cuando me pongo a platicar, los dejo sordos pero de tanto hablar y hablar. Jajaja.

Hay momentos Edwin, en que el silencio lo dice todo y más que las palabras. Y no, no siempre mi silencio es sinónimo de indiferencia.

Saludos!

Anonymous said...

ja.ja.ja. me ha entrado la ironia,
se nos fue la ezperanza y nos la realidad, se nos fue el alma y nos quedo la sonrisa la sonrisa del cuervo

Alu Pineda said...

Cuervo:

Te mando un abrazo muy sincero.

agarosteguy01 said...
This comment has been removed by a blog administrator.
Alu Pineda said...

AROSTEGUY:

gracias arosteguy ya te mande un mail, besos!

Anonymous said...

que puedo hacer con mi soledad, dejarla sola me parece injusto, pagarle con la misma moneda con que me paga el mundo, no es honorable... tenerla escondida y desgustarla solo para mi ... talvez talvez ... que hare con mi amor, con mi amor por la aventura, por lo desconocido por lo distinto, lo alimentare y lo hare enamorarse de la locura,,,,,,,,

Alu Pineda said...

Al último anónimo:

Que bonito escribes, me gusta eso de la soledad, el amor y la locura. Qué haras con tu cuerpo, es una mezcla mortal:
Amor... locura... soledad... no sabemos en qué orden, pero es una llama que arde en el fondo del corazón.